Los motores eléctricos son empleados en muchas aplicaciones en la rama de la industria. El principio fundamental es convertir la energía eléctrica en energía mecánica.

Sabemos de la importancia económica que estas máquinas representan sobre este sector, ya que la mayoría de estos, son esenciales para el funcionamiento de procesos productivos críticos. Además, tienen gran valor dentro de las corporaciones, ya que son parte de los Activos fijos, la correcta Gestión de estos bienes pueda mejorar el rendimiento, aminorar costes, extender la vida útil y obtener el mejor retorno de inversión.

Mediante las pruebas a motores eléctricos se pueden anticipar diversos modos de falla que estén causando un deterioro y reducción de vida útil al motor, específicamente, para lograr esto empleamos pruebas dinámicas con el motor en funcionamiento.

 

En resumen, estas pruebas consisten en un monitoreo totalmente remoto desde el Motor Control Center (MCC) identificando posibles problemas de alimentación que degradan la salud del motor, examinando condiciones del motor en general y monitoreo de carga.

Los puntos a Evaluar en una prueba dinámica son:

  • Calidad de la energía
  • Transformadores de bajo rendimiento
  • Problemas de conexión
  • Rotor
    • Barras agrietadas
    • Soldaduras deficientes
    • Excentricidad
  • Problemas de carga
    • Sobre carga
    • Procesos
  • Arranque Suave
    • Ajuste/Configuración
    • Identificación de problemas
  • Mecánico
    • Fallas de rodamientos
    • Des alineamientos
    • Desgaste en propulsores
    • Problemas en engranajes
  • VFD
    • Calidad de la energía
    • IGBT en cortocircuito
    • Lazos de realimentación
    • Información de procesos
    • Ajuste/configuración
  • Evaluación de la energía

En SCI, para realizar este servicio contamos con el equipo SKF Monitor Dinámico de Motores EXP4000 y para el análisis nos basamos en los procedimientos y regulaciones de la Norma NEMA MG1 (Association of Electrical and Medical Imaging Equipment Manufacturers).